7 Septiembre 2007

Mexicanos en España

El primer aniversario de Mexicanos en España lo celebramos al aire. Hacíamos un programa semanal en la estación de radio del Círculo de Bellas Artes de Madrid; al micrófono estábamos María Cortina, Eduardo Vázquez -trabajábamos juntos acá, en el Instituto de México en España-, Kiko Helguera y yo. Y cuánto nos divertíamos porque la intención era crear una imagen auditiva de nuestro país que fuera grata para los radioescuchas, principalmente españoles. Y qué mejor que festejar un esfuerzo de acercamiento entre ambas sensibilidades tan bueno y logrado como la página de Alfredo Rodríguez Brondo, que allí estuvo, bien contento, contándonos cómo es que se le había ocurrido y por qué la hacía y qué servicios daba, pero lo que más nos llamaba la atención era la ilusión con que contaba los pasos que su página había dado y todavía más, los que daría. Una y otra vez repetíamos la clave de identificación para que los oyentes la anotaran y la usaran: www.mexicanosenespana.com, recordándoles machaconamente que en el universo de la web no hay eñe así que hay que usar una ene.

Pues ya pasaron otros tres años yo creo porque ahora celebra Alfredo el cuarto aniversario y, bueno, ya no tenemos programa de radio y de los cuatro que lo hacíamos ya sólo dos seguimos en España. Aunque han venido otros muchos porque el mundo es así, ir y venir. Pero la página va viento en popa. Quién sabe cómo le hace Alfredo para enterarse desde Málaga de todas las actividades mexicanas que hay en España pero el caso es que si uno quiere una agenda lo más completa posible de actividades culturales, turísticas, académicas o administrativas de los mexicanos que vivimos en este país, o los que vienen a estudiar o los que pasan por aquí con el desorientado propósito de comerse el jamón de Jabugo que les corresponde a los españoles, el mejor espacio para encontrarla es Mexicanos en España. Quién compra, quién vende, quién llega, quién se va, quién canta, baila, actúa, conferencía, discurre, enseña, adoctrina. Con decir que yo la tengo sintonizada desde para saber qué hora es en aquellas Indias Occidentales que a veces echo tanto de menos, sobre todo por la gente que tengo allá y tengo aquí metida constantemente sin poderla ver.

De modo que ha llegado al cuarto aniversario y si te asomas verás que está llena de vigor, que parece nueva por lo bien pintada, que tiene todo lo que a uno se le podría ocurrir que necesita de una página de servicio cuando está en el extranjero; yo, fíjense, entro diario para leer la prensa mexicana de todo el país (no; está toda la prensa de todo el país, pero yo leo tres o cuatro periódicos y dos o tres revistas, aunque juro que está todo; es más, lo hago hasta cuando voy a México), y entro para llamar por teléfono a los de allá con un servicio de precio más que razonable (o sea que le aporta poquito a la fortuna del señor Slim, por quien no paro de rezar), y no digamos el mundo de cosas que pueden interesar a los miembros de la comunidad de mexicanos en el hispano terruño. Así que, Alfredo, ¡feliz aniversario!, ¡felices cuatro años!, ¡que sea para bien! ¡que las musas, que tanto me quieren y me cuidan, se inclinen de tu lado y te mimen y te apapachen por largo tiempo con ese misterioso poder que llaman Inspiración!


Escúchalo:

publicado en diario, mi voz | 1 comentario

7 Septiembre 2007

Marea cero

Pónganse abusados (ver glosario) los que han seguido la secuencia de poemas durante los casi siete meses que llevamos uncidos a esta terrenal carreta llena de paja, porque ya sólo quedan tres días para terminar el libro Júbilo, que es el tercero que publicamos completo. Aunque lo cierto es que los dos primeros y parte de este se quedaron atorados en la invasión de los hackers. Pero no os preocupéis, no se ha perdido nada.

MAREA CERO

la noche

y todo se disuelve,

el mar

también se acaba.

Dormir es engrosar

el caldo

de la nada.


Escúchalo:

publicado en Júbilo, mi voz | 0 comentarios

subir »