21 Julio 2008

El que canta…

publicado en El que canta..., poema |

Todos los días sucede
que un hombre despierta en la mañana.
Pero la historia es lo de menos
porque sabemos
que en todas partes el amor sucede
y suceden el odio y la paciencia,
más visibles apenas que las flores
pero igualmente alentados por la lluvia.
Todos los días los ojos de alguien
se cruzan con el cuerpo del rayo
y se agigantan.

Una mañana se levanta triste:
este puñal es mío.
Y sucede que todas las campanas
se ponen a tocar, furiosas, a su puerta.

Este artículo fue publicado el Lunes, 21 Julio, 2008 a las 13:28 y está archivado en El que canta..., poema. Puedes seguir los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu Web.

Escribe un Comentario

Debes registrarte para escribir un comentario.

subir »
  • El día en que vivimos

  • Abril 2017
    L M M J V S D
    « Feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Visitas desde el 20 de febrero de 2007

  • Comentarios Recientes