27 Junio 2007

La violeta

publicado en Júbilo, mi voz |

Este poema quiere ser tan delicado como lo que describe, y eso es todo.

LA VIOLETA

La adorable violeta se ha quemado.
La trasplantamos,
la pusimos en una maceta decorada,
desenvolvimos el agua para ella,
le cortamos la hojarasca seca,
le dijimos palabras de contento

-la más pálida de las violetas,
la violeta espíritu-

la dejamos detrás de la ventana
para protegerla de los fantasmas del aire
que suponemos mortales para ella

y se ha secado.
Decaen con tanta facilidad estas violetas.

Escúchalo:

Este artículo fue publicado el Miércoles, 27 Junio, 2007 a las 8:38 y está archivado en Júbilo, mi voz. Puedes seguir los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu Web.

Hay is actualmente un comentario en “La violeta”

Es importante saber lo que opinas, prueba a dejar un comentario.

  1. 1 En Junio 27th, 2007, Anonymous dijo:

    Es cierto, el poema es delicado y… triste, porque describe los afanes infructuosos de todo aquel que haya intentado revivir una violeta… ¿tiene poemas sobre el verano?
    A propósito, su libro-mi libro está por llegar. ¡Mi librero regresa mañana del DF!
    MaríaElena-Xalapa

Escribe un Comentario

Debes registrarte para escribir un comentario.

subir »
  • El día en que vivimos

  • Marzo 2017
    L M M J V S D
    « Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031