8 Julio 2007

Las nuevas maravillas

publicado en General |

En principio no está mal elegir por votación universal las maravillas del mundo. El riesgo es que la cantidad de votos refleje más el acierto de la mercadotecnia puesta en práctica por cada país o ciudad interesada en su “maravilla”, que la finura y profundidad de la percepción. Pues sí, la Muralla China es una maravilla, aunque no la conozco en persona (mi persona, no la persona de la muralla) he visto fotos y películas y he escuchado relatos que la reputan como una auténtica construcción fuera de serie, algo único por sus dimensiones y su conservación. Machu Picchu es un conjunto arquitectónico que maravilla a quien se acerca, sobre todo por su ubicación geográfica: es en donde los seres humanos han logrado mejor dominar la visión de las grandes aves, donde el vuelo adquiere un modo de ser que le permite a la gente sentirse incluida y muy cerca de la grandeza de los dioses.

En donde ya no estoy tan convencido del acierto es en haber dejado fuera la Alhambra y dentro el Corcovado. Me parece que hay un desnivel de apreciación de muchos escalones. Tal vez debió haber aparte la categoría de estatuas, que incluyera la de la Libertad, el Cerro del Cubilete y yo qué sé cuáles otras, a lo mejor la Torre Eiffel. O quizás habría que haber ponderado si valía la pena conservar el valor simbólico de las “siete maravillas” o cambiar el número, las ocho, las doce, las ciento treinta. Hay que considerar lo que han crecido la especie y sus obras desde el Siglo II a.C. hasta nuestros días. Entonces decidieron que siete lugares construidos eran los mejores, pero en estos últimos dos mil doscientos años algo se habrá construido que valga la pena como para limitar nuestra veneración y asombro a siete sitios.

En fin, pensemos que se trata de un gran acto mediático que se le ocurrió a alguien y tuvo los arrestos para armarlo, convencer y ejecutarlo, y eso, para quienes saben lo que cuesta llevar a la práctica una idea que involucre a muchos países con todo y sus gobiernos, sí que es una “maravilla”. La industria turística se verá beneficiada grandemente, los paquetes de viajes que incluyan “maravillas” estarán a la orden del día. Tres maravillas, tres: conozca Chiche Itzá, Machu Picchu y el Corcovado en tres días, y cosas por el estilo. Y a una gran cantidad de personas les dará, por poco precio, el beneficio de la mundanidad. Enhorabuena.

Este artículo fue publicado el Domingo, 8 Julio, 2007 a las 8:37 y está archivado en General. Puedes seguir los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu Web.

Escribe un Comentario

Debes registrarte para escribir un comentario.

subir »
  • El día en que vivimos

  • Marzo 2017
    L M M J V S D
    « Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031