8 Agosto 2007

Un soliloquio de José Luis Cuevas

publicado en Júbilo, mi voz |

Animal impuro de JLCuevasUN SOLILOQUIO DE JOSÉ LUIS CUEVAS

Yo soy el loco.

Mi corazón tiene cuatro cabezas y cada cabeza tiene cinco dedos

o tres

o nada. O garras.

Mi corazón está de fuera y soy el loco.

Me levanto temprano a moldear mis prósperas tareas.

No sé ver nada

pero el rabillo del ojo avienta los volúmenes al zócalo

preciso de mis ojos de tigre, y volátil, voraz, aunque sé

que no voy a morirme, apreso lo que ni se fuga

ni permanece. Soy mi mancha.

Soy el más malo de todos, no conozco la piedad,

un afilado cuchillo que desmenuza mi cuerpo todo el día

me pone los ejemplos y dispersa las fibras

de la trama de todas las cosas,

no hay salón ni calle ni alcoba ni guarida posible,

está todo de fuera. Cuatro sombreros tengo.

Lo que veo soñar a los demás abona mi horrorosa vigilia

condenada al espejo. Mi vigilia de loco.

Para qué vivo, si pudiera al menos ser grandilocuente.

Tengo cuatro sombreros.


Escúchalo:

Este artículo fue publicado el Miércoles, 8 Agosto, 2007 a las 10:10 y está archivado en Júbilo, mi voz. Puedes seguir los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu Web.

Escribe un Comentario

Debes registrarte para escribir un comentario.

subir »
  • El día en que vivimos

  • Abril 2017
    L M M J V S D
    « Feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Visitas desde el 20 de febrero de 2007

  • Comentarios Recientes