24 Agosto 2007

Tres cositas

publicado en diario, mi voz |

La Casa de Zacatecas en España participa mañana muy contenta en el Festival Internacional de Cine de Calanda, en la provincia de Teruel, como ya les había dicho hace casi dos semanas, de modo que nomás termine de escribir estos mensajes y ponerlos en lo que llaman la red y es puro enigma, cogemos los coches de los amigos y la emprendemos hacia Aragón en caravana. Se va a inaugurar la exposición de Nacho (Vera Ponce), artista zacatecano, con grabados y otras obras que elaboró estas últimas dos semanas con ánimo entusiasta de homenajear a Buñuel; hay películas mexicanas, una presentación de mi libro reciente y luego Fernando del Castillo con la voz y Gerardo Arriaga con la guitarra van a ofrecer un programa que se llama Repertorio Zacatecas y cuya parte medular está compuesta con canciones populares recogidas por Fernando en San Pedro Piedra Gorda, obras de Manuel M. Ponce y rancheras de Tomás Méndez.

Ya sé que este no es buzón de recados pero quiero hacer aquí un acto de contrición que me parece necesario. Explícome: un montón de personas, conocidas de bulto algunas y desconocidas otras (pero luego ya no tanto), leen esta página, se sienten inclinadas a participar y escriben mensajes, unos largos y otros cortos. Al principio me daba por contestarlos, comentarlos a mi vez, agradecerlos y poner algo que diera la señal de que lo había recibido y leído pero se llenaba con mis contestaciones el espacio de la columna lateral y desaparecían los participantes. Desde que nos mudamos a este cuaderno porque el otro nos lo quitaron unos gandallas que atacaron a mansalva, me ha salido natural no contestar a cada persona sino poner mejor todos los comentarios y dar a entender con eso que ya los leí. Pero además están todos al pie del texto que los motivó a hacer el comentario, aunque ya no estén en la columna. De modo que por favor no vayan a pensar que es por grosería o por incuria que no contesto. Me dolería mucho que pensaran que soy un pelado o un malagradecido.

Y otra cosa que les quiero decir, ya que hicimos miscelánea, es que puse la página que llamé glosario para meter ahí las voces que me parece que no se entienden porque son de uso local en alguno de los países en cuyas palabras vivo, para no llenar la bitácora de explicaciones. Así que cuando encuentren un término que no sea de uso común en su localidad y se les escape el sentido búsquenlo en el glosario y si no lo encuentran por favor avísenme que lo ponga para que otros lectores no se pierdan en el abismo insondable y negro de la incomprensión. Yo los mandaría de mil amores al diccionario pero hay tantas palabras que no están o están mal explicadas que mejor lo hice así. No crean que me gusta hablar mal del diccionario sino que el vocabulario de un idioma tan extendido como el nuestro rebasa a los académicos y los deja mirando pasar parvadas de giros que no saben cómo apresar. Nomás oyen pasar sus trinos.

Y un colofón: antier dije que Homero escribió la Ilíada, y no, no la escribió, era rapsoda, no escritor; la compuso en la memoria y así la transmitió a otros, perdónenme el descuido; y conste que lo digo antes de que me regañen.


Escúchalo:

Este artículo fue publicado el Viernes, 24 Agosto, 2007 a las 8:56 y está archivado en diario, mi voz. Puedes seguir los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu Web.

Escribe un Comentario

Debes registrarte para escribir un comentario.

subir »
  • El día en que vivimos

  • Abril 2017
    L M M J V S D
    « Feb    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

  • Visitas desde el 20 de febrero de 2007

  • Comentarios Recientes